Rodada Nocturna Martes 15 de Abril 2014

 

A partir de este martes, saldremos desde Av. Gómez Morín por temporada de feria.20140415 Rodada Nocturna

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Rodada Nocturna Martes 25 de Marzo 2014

20140325 Rodada Nocturna

Imagen | Publicado en de | Etiquetado , | Deja un comentario

COMUNICADO: El carril derecho es mi derecho

La organización Aguas con la Bici A.C. continúa buscando que los ciclistas encuentren espacios seguros para viajar de un lugar a otro.

Si bien ya existen algunas ciclovías en la ciudad que permiten a los ciclistas rodar de manera más amigable y segura, generalmente estas vías se encuentran obstaculizadas por otros usuarios de la calle. Automovilistas y motociclistas generalmente invaden estos espacios obligando al ciclista a salir estrepitosamente de la ciclovía arriesgando su integridad.

El pasado sábado 15 de marzo, una decena de ciclistas miembros de la organización rodaron  y se colocaron sobre la ciclovía de la calle Madero, en el centro de la ciudad, exclamando consignas y frases como: “El carril derecho es mi derecho”, “la vía es de todos, no a la competencia si a la convivencia” y “vámonos queriendo”. De esta manera buscaron que automovilistas hagan conciencia de respetar estos espacios, así como para que las autoridades hagan cumplir el reglamento de tránsito.

Paty Casteli, presidente de la asociación, expresó que mediante esta acción recordaron que los ciclistas tienen un importante espacio para su seguridad y es fundamental su respeto. “Así como la calle es para todos, también la educación. La calle es un espacio donde debe de haber una buena convivencia y respeto entre sus usuarios”.

Publicado en Comunicados de prensa, Eventos especiales | Etiquetado | 1 Comentario

Rodada Nocturna Martes 18 de Marzo 2014

Imagen | Publicado en de | Deja un comentario

Rodada Nocturna Martes 11 de Marzo 2014

20140311 Rodada Nocturna

Imagen | Publicado en de | Deja un comentario

Proponen impulsar el uso de la bici

Noticia tomada del Heraldo

Piden se refuercen las leyes para prevenir percances que pongan en peligro la vida de los ciclistas

Aguas con la Bici, Asociación Civil está a la espera de que las autoridades correspondientes den respuesta a sus propuestas de proyectos para desarrollar la cultura del uso de la bicicleta como medio de transporte y proteger a los ciclistas para prevenir accidentes y muertes. La presidenta del organismo, Paty Casteli, informó que los planes del mismo ya fueron entregados al Municipio de Aguascalientes y que mantienen contacto con Obras Públicas y Tránsito, entre otras dependencias, para darle seguimiento.

Una de las propuestas es que se analicen las principales vialidades de la ciudad y dar más flujo a los ciclistas. “Nos preocupan los accidentes”, dijo.

Por lo que uno de los objetivos de Aguas con la Bici es que se refuercen las leyes respectivas para prevenir percances que pongan en peligro la vida de los ciclistas. Recordó que recientemente se registraron tres accidentes en perjuicio de ciclistas. Uno de ellos, en Ciudad Industrial, fue grave. Los percances arrojaron un saldo fatal: Un ciclista muerto;  Por eso Aguas con la Bici, Asociación Civil propone diversos proyectos para garantizar la seguridad de los usuarios de bicicletas. Entre estos considera ciclovías y espacios para impartir educación vial a la ciudadanía.

“Aguascalientes, a diferencia de otros estados, es un pueblo bicicletero”, comentó Casteli.

Explicó que en la entidad los ciudadanos utilizan este vehículo como medio de transporte y no tanto como algo recreativo. Recordó que tradicionalmente han sido los hombres quienes más han hecho uso de estos vehículos. “Pero ya hay más mujeres en la calle en bicicleta, porque actualmente hay la percepción de una mayor seguridad (vial)”, destacó la dirigente. Y agregó que las féminas, lo mismo llevan en bicicleta a sus hijos a la escuela o se trasladan a cumplir sus actividades como compras, entre otras.

Informó que una de las actividades que realizan a favor de los usuarios de las bicicletas es la pinta de “Líneas de vida”, sobre el pavimento de diversas avenidas y calles de la capital del estado. Aclaró que no se trata de delimitar los espacios entre los automovilistas, peatones y ciclistas. Es más bien para concientizar a la ciudadanía en general de la existencia de personas que prefieren utilizar la bicicleta como medio de transporte y que, por lo tanto, se debe guardar un mutuo respeto entre conductores de automóviles, peatones y los ciclistas, concluyó.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La bicicleta como un instrumento más de la liberación femenina

Artículo obtenido de Cyclonordsud

La historia registra que la bicicleta fue un instrumento importante en la liberación de las mujeres europeas y americanas a finales del siglo XIX.

Al igual que con muchas otras cosas, esto no fue sólo por las mujeres que querían montar. Adquirido sin siquiera pensar en los hombres, el derecho a pedalear debió ser ganado por grandes luchas de las mujeres.

Un código de vestimenta incómoda

A mediados del siglo XIX, la moda de las vestimentas, castigaba el cuerpo de la mujer occidental: la elegancia requería una cintura de avispa, corsés largos que ahogaban la respiración y la circulación, largas y largas faldas y enaguas enredadas en sus piernas, y sombreros pesados ​​que requerían dotes de equilibrio. Las mujeres sufrían de desmayos, jaquecas y anemia.

En la época en que las bicicletas eran demasiado caras para la clase obrera, las nobles inglesas, influenciadas por la colectividad, se mantenían lejos de las bicicletas y de las “Grand Bis”, poco prácticas y peligrosas, incluso cuando algunos fabricantes ofrecían modelos apropiados para las mujeres y sus faldas. No, en Inglaterra, en este tipo de atletismo era una exclusividad de los hombres jóvenes y audaces (2).

Amelia Bloomer, sufragista y promotora de la bicicleta para las mujeres (No está usando el bloomer en la foto)

En los Estados Unidos, los fabricantes de bicicletas también ofrecían modelos para las mujeres. Las escuelas de conducción que excluían a los hombres, los abren en Nueva York y Boston y la revista Scientific American apoya esta actividad.

Una vez más, el ciclismo está muy relacionado con el código de vestimenta, puesto que desde 1849 Amelia Bloomer y Elizabeth Stanton, dos sufragistas, predicaban regularmente contra las faldas voluminosas en el primer boletín de la liberación de la mujer, el Lirio. En 1851 reciben en Seneca Falls, Nueva York, la visita de Libby Miller, quien llegó en bicicleta y vestida con pantalones. Estos holgados pantalones fueron posteriormente llamados bloomer, a pesar de los reiterados esfuerzos de la Sra. Bloomer para dar a conocer a su verdadero creador (3).

En 1895, el bloomer se vuelve una prenda común en Estados Unidos: Es el vestido de los clubes de ciclismo femenino, aparece en las marcas publicitarias y se hacen bailes reservados para mujeres en bloomers y sus acompañantes. En Francia, en 1868, las mujeres montan sus bicicletas, usando una especie de pantalones bombachos con encaje, los cuales fueron juzgados como atrevidos.

Pedalear… a pesar de la opinión publica

Se reporta que en 1869, las mujeres pedaleaban de alegría de vivir en las calles y parques de París, lo que provocó muchos comentarios, pero sin escándalo (4). En la Inglaterra victoriana, las mujeres se impacientaban. Con la popularidad de las excursiones en “Gran bis”, las esposas o las hermanas de los ciclistas sentían que les falta algo, cuando los hombres llegaban a casa el domingo por la noche, diciéndoles que tuvieron un emocionante fin de semana lleno de aventuras y descubrimientos. La opinión pública sostenía que el ciclismo no era femenino y se temía que fuera perjudicial para la salud de las mujeres, para su moral y su reputación.

Por el contrario, pedalear un triciclo o una bicicleta “sociable” podía hacerse a pesar de las faldas. A pesar de los esfuerzos de disuasión en su entorno, las mujeres ricas hacia 1880 se apropiaron del derecho a participar en el triciclo. Asociaciones de acompañantes se formaron para proporcionar el apoyo adecuado. El interés de la reina Victoria por el triciclo, no llegó a silenciar toda oposición, sin embargo, las mujeres, no muchas por supuesto, pero tenaces, tuvieron éxito a largo plazo (5).

Obviamente, las faldas se enredaban a veces en las bicicleta, provocando feas escenas! Exasperada por lo ilógico, Lady Florence Harberton funda en 1880, la Rational Dress Society (la Sociedad de Vestimenta Racional) dedicada a eliminar de las mujeres el tejido inútil que estorbaba, y a hacer valer sus derechos a un código de vestimenta que no contuviera más sus movimientos. Ella propone los “Trousers”, pantalones anchos y elegantes hasta debajo de la rodilla. Los hombres critican fuertemente esta idea, pero el peor enemigo del Rational Dress son mujeres: las ciclistas mas pudientes protestan contra este grupo. Básicamente, temen que el radicalismo amenace la reputación de la bicicleta y les quite el mismo derecho a montar (6).

La bicicleta se democratiza

Sin embargo, la llegada de “Safety” (una bicicleta con dos ruedas iguales con pedal mucho más práctica) y del neumático cambia la situación. En 1889, la Starley Brothers ofrece una bicicleta Rover para damas con el marco bajo y guarda faldas. Su precio es mucho más económico que los modelos anteriores, lo que permite llegar a una clase de las mujeres menos influenciadas por el colectivo. Los triciclos pesados ​​pronto pasan de moda y las mujeres, perdiendo la paciencia, se montan a horcajadas de la bicicleta, a pesar de que eso suscitaba muchos comentarios.

Las faldas se hacen más cortas gradualmente, llevando entonces en sus pliegues menos estiércol y escupitajos a sus casas, defienden los progresiva, y si se mira debajo, se podía percibir que las innumerables faldas permanecieron en el armario, para ser reemplazadas por ropa interior – sí, las bragas! El club de las primeras mujeres es un club de ciclismo, Coventry Lady cyclists, que nació en 1892 (7). Las mujeres fueron capaces de poner un pie fuera de la casa.

Tessie Reynold

El año siguiente, la valiente Tessie Reynolds recorre la ruta Londres-Brighton ida y vuelta (176 km en 8,5 horas), en un vestido de Rational Dress y en una bicicleta de hombre, acompañada de algunos compañeros masculinos. La prensa se hizo cargo del caso, haciendo de Reynolds una mártir de la causa y las opiniones se polarizan fuertemente(8). La mujer en bicicleta se convierte en un símbolo de la libertad, tanto, que los estudiantes de la Universidad de Cambridge, en 1897, a pesar de que protestaban en contra de la admisión de las mujeres a los estudios superiores, cuelgan en frente de la casa del senado la imagen de una mujer con un vestido del Rational Dress y en bicicleta (9)!

Muchas mujeres adquirieron un gusto por la libertad, las revistas de ciclismo las animaban, y su número crecía a pesar de la burla. En 1895, pedalear a lo femenino se convirtió en la moda, aunque las ciclistas seguían siendo denigradas. Modelos más eficientes y económicos se desarrollan, y los vestidos de Rational Dress, considerados elegantes y modernos en París, se toleran en Inglaterra, al menos en la capital.

Batalla legal

Lady Florence Harberton en su vestido de excursión

En 1899, Lady Harberton fue noticia otra vez. Durante un viaje en bicicleta a Ockham, se le negó la entrada a la sala de té del Hautboy hotel debido a su vestimenta, y la dirección del hotel le ofreció más bien la taberna, menos cuidada y reservada a los hombres.

Indignada, Lady Harberton entabla un proceso comercial, en la que se produce una fotografía que muestra la respetabilidad de su ropa de excursión. El hotel replica produciendo una foto en la que dicha taberna aparece en su mejor ángulo y el juez decide diciendo que, en su opinión, la taberna era un lugar muy aceptable para que un cliente tome su comida allí. Lady Harberton, a pesar de obtener una media derrota, ganó el acceso de las mujeres a las tabernas inglesas (10).

Un movimiento irresistible

Con el auge de la bicicleta se da la avalancha de las mujeres en el ciclismo, y uno tendría que preguntarse si fue la bicicleta la que liberó a la mujer o la mujer quien liberó a la bicicleta porque el número de seguidores potenciales se duplicó de un sólo golpe. Con el derecho a pedalear, las mujeres obtuvieron el derecho a la movilidad, el derecho de ir donde quieran, cuando quieran, con quien quieran. Al mismo tiempo, el derecho de las mujeres a votar consagra el reconocimiento de sus capacidades intelectuales, y había que hacerlo. Pero el derecho de pedaleo dio a las mujeres una libertad más tangible, la práctica diaria, y ese fue un timbre de bicicleta que hizo sonar su liberación

Fuentes:

(1) Sacado de MORISSETTE Claire, “Deux roues, un avenir”, Éditions écosociété, 1994.
(2) RITCHIE Andrew, “King of the Road, an Illustrated History of Cycling”, Ten Speed Press Berkeley, Wildwood House, London England, 1975, páginas 35-38
(3) RITCHIE Andrew, op. cit., pagina 149
(4) Idem.
(5) RITCHIE Andrew, op. cit., página 151.
(6) RITCHIE Andrew, op. cit., página 153-154.
(7) RITCHIE Andrew, op. cit., página 156.
(8) RITCHIE Andrew, op. cit., página 156-157.
(9) WATSON Roderick & GRAY Martin, “The Penguin Book of the Bicycle”, Penguin Books, Middlesex England, 1978, página 135.
(10) WATSON Roderick & GRAY Martin, op. cit., página 136-139.

Publicado en girls, Mujeres en bici | Etiquetado , | Deja un comentario